Caperucita Roja S.XXI

Caperucita Roja, adaptado por los alumnos y alumnas de 6º B


Narradora: Érase una vez una niña que se llamaba Caperucita. Era simpática, buena y dulce. Tenía 12 años. Un día su abuela se enfermó de una gripe y su madre la mandó a que le llevara unas cosas.

Madre: Caperu, tienes que llevarle  un pastel, algo de pan y miel a tu abuelita Pepa. Pero ten cuidado con el lobo feroz que está acechando por el bosque.

Caperucita: OK, mamá.

Narradora: Caperucita salió de su casa y se fue a la casa de su abuela. Pero vio algo que brillaba detrás de un árbol y quiso saber qué era. ¡Por ahí se encontró con el lobo feroz!

Lobo: Hola niña, ¿dónde vas tú tan solita?

Caperucita: Voy a casa de mi abuela Pepa – dijo caperucita asustada-

Lobo: ¡Aaah! ¿Y qué llevas en esa cesta?

Caperucita: Llevo pan, un pastel y miel para mi abuelita que está enferma.

Narradora: ¡Ummmmmm! Qué rico! Justo lo que necesitaba para almorzar – pensó el lobo-

Lobo: Vale…si quieres te acompaño.

Caperucita: ¡Vale!

Narradora: La niña dijo que sí porque estaba muy asustada.         

Caperucita: Sí…vale...pero ¿cómo te llamas?

Lobo: Me llamo Mister Gum.

Caperucita: ¡Aaah!  Que bonito nombre. Yo me llamo Caperucita Roja, pero me puedes llamar Caperu.

Lobo: Tu nombre es también bonito.

Caperucita: Gracias.

Lobo: Mira, tengo una idea. ¿Por qué no vas por el camino de la derecha que se llega más rápido? Yo iré por el de la izquierda.

Caperucita. ¡Vale! Pero, ¿seguro que eso es verdad?

Lobo: Claro, ¿es que no confías en mí?

Narradora: El lobo sabía perfectamente que ese era el camino más largo. Cuando Caperucita se alejó, dijo el lobo.

Lobo: Bien. La niña se lo ha creído. Iré deprisa para llegar antes que ella, jjajajajajajaja.

Narradora. El lobo y Caperucita habían puesto rumbo a la casa de la abuelita Pepa, una para llevarle comida y el otro para quitársela.

Lobo: Bueno, ya estoy en la casa de la abuela. He llegado antes que esa mocosa.

¡Pom,Pom,pom!

Lobo. Abuelita, soy yo, Caperu. Vengo a traerte las cosas que me pediste.      

Abuela: Pasa. La puerta está abierta.

Narradora: Lo que no sabía la abuelita es que quien pasaba era el lobo.

Lobo: ¡¡¡Sorpresa!!!!Jajajajajaja.

Abuela: ¡Oooooh, no!¡Es el lobo!¡  ¡Socorro, socorro!

Lobo:Te voy a envolver en una manta y encerrarte en el armario.               ¡Jajajajajaja!

Abuela: Suéltame, bicharraco peludo!, que sé Kárate.

Lobo: ¡Ah, sí? Pues hazme una de esas patadas Ninja.

Abuela: Vale…¡aaaah! Me ha dado un tirón

Lobo: Jajajajaj…eres demasiado vieja. Te voy a encerrar en el armario y te vas a callar.

Narradora: Después de un rato vino Caperucita.

Caperucita: ¡Pom,pom,pom! Abuelita, ¿puedo pasar?

Lobo: Espera un momento, querida, estoy poniéndome la dentadura postiza y no quiero que me veas sin dientes…..Ya puedes pasar.

Caperucita: ¡Ummm! Abuela, estás distinta. ¿Por qué tienes los ojos más grandes?

Lobo: Es porque juego mucho al Candy Crash.

Caperucita: ¡Aaaah!, ¿y por qué tienes la boca tan grande?

Lobo: Es porque el dentista me da unas dentaduras postizas súper grandes.

Caperucita: Aaah, Vale. ¿Por qué tienes los brazos tan grandes?

Lobo: ¡Niña, deja ya de preguntar! ¡Soy el lobo , qué pasa. Y he venido para quitarte la cesta de comida y comeros a ti y a tu abuela!

Caperucita: No voy a dejar que le hagas daño a mi abuela.

Lobo: Jajajajaj…..sí, claro

Narradora: En eso, pasó una cazadora y escuchó unos gritos de una niña y quiso ver qué pasaba.

¡Pom,pom,pom!

Lobo: ¡Oh, no! ¿Quién será?.... ¿Quién es?

Cazadora: Soy la cazadora y he venido porque he escuchado unos gritos de alguien.

Lobo: No. Aquí estoy yo solo.

Caperucita: ¡No! ¡Socorro!, el lobo quiere comernos a mí y a mi abuela.

Cazadora: Voy a entrar de una patada.

Narradora: Y entró la cazadora.

Cazadora: ¡Eeeh! ¿Qué pasa aquí? ¿Por qué tienes a esa niña y a esa anciana encerradas?

Lobo: Porque quiero comerlas y tú no me lo impedirás.

Cazadora: ¿Ah, sí? Pues mira. ¡¡¡PUM!!!

Lobo: ¡Aaah, mi cabeza!!!

Caperucita: Gracias, cazadora. Nos has salvado la vida.

Cazadora: No hay de qué. Ese es mi trabajo.

Narradora: Todas se abrazaron y se fueron al McDonald. Y Caperucita prometió que nunca más iba a hablar ni fiarse de personas extrañas. Y mucho menos de bichos peludos……¡¡¡Y vivieron felices y comieron perdices!!!

Actores y actrices de 6º B

Sanaa

Mohamed

Marta

Alejandra

Sofía

Mº Victoria